ECOGRAFÍA ABDOMINAL DOPPLER

El Doppler es una técnica de ultrasonido que permite evaluar flujos sanguíneos normales y patológicos,  medir la velocidad de los mismos y determinar  sus direcciones. 

Esto posibilita la detección de anormalidades vasculares congénitas y  adquiridas, siendo estas últimas  en general, secundarias a patologías crónicas que alteran de manera intrínseca o extrínseca la irrigación normal de las vísceras abdominales.

Para su realización se utilizan diferentes tipos de sondas según la zona a evaluar, que posean la función de Doppler, la cual permitirá explorar a través de colores de forma cualitativa los flujos sanguíneos y a través de espectros positivos o negativos sobre una línea de base,  las direcciones de los mismos y sus velocidades.

Al igual que en la ecografía abdominal bidimensional, es muy importante el ayuno de sólidos de 8 hs, ya que esto disminuye el meteorismo gastrointestinal y facilita la exploración del abdomen.

Es muy importante definir la zona  sobre la cual queremos realizar el estudio, ya que las opciones de Doppler en abdomen son muy diversas, resultando imposible explorar todos los órganos con esta función.

Mediante el Doppler hepático es posible explorar venas hepáticas, vena porta y sus ramas, arteria hepática y vena cava caudal. Con estos datos  puede determinarse la presencia de hipertensión portal, shunts intrahepáticos y extrahepáticos. 

A nivel renal, podemos medir el índice de resistencia, útil en nefrología ya que refleja la resistencia del tejido a los vasos intrarrenales, situación que puede verse alterada en diferentes nefropatías. 

El índice de resistencia es un valor también aplicable a diversas áreas. Saliendo del Doppler abdominal, en relación a la arteria basilar, su incremento puede ser vinculado a hipertensión intracraneana. También puede ser asociado a enteropatías inflamatorias crónicas cuando el índice de resistencia está incrementado en la  arteria mesentérica craneal.  En oncología,  variaciones en el índice de resistencia hiliar de linfonódulos que están  incrementados de tamaño,  permite sospechar si ese ganglio es presuntivo de ser inflamatorio o infiltrativo neoplásico. También en esta área, el Doppler es de utilidad para evaluar la presencia de irrigación de lesiones focales, situación relacionable  a un proceso infiltrativo neoplásico, si bien nunca puede ser confirmado por este medio.

El Doppler periférico permite explorar la aorta abdominal, su bifurcación y ramificación  hacia los miembros posteriores. Esto resulta de gran utilidad para la detección de tromboembolismo arterial en felinos, que es consecuencia en la mayoría de los casos, de una cardiomiopatía avanzada.

¿Cuándo solicitar una ecografía Doppler?

contacto

¡Cualquier consulta sobre nuestro trabajo no dudes en escribirnos!

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?